• Carlos Cancino Campos

Una iglesia sin la presencia de Dios

Por el Pastor Carlos Cancino Campos


Éxodo 33:1-5, Salmos 106:15, Filipenses 3:7-8


Contexto de Éxodo: Mientras Moisés estaba en la presencia De Dios, su pueblo pidió un becerro para ser adorado, se piensa que cometieron prácticas aberrantes frente al ídolo. Moisés desconocía lo que pasaba, pero Dios es el primero en saber. Siempre Dios es quien sabe primero cuando se comete un pecado. Por esa razón, El le ordena a Moisés que vaya con su pueblo y le dice, que destruirá a su pueblo, por el pecado cometido. Sin embargo, Moisés, intercede frente a Dios, para que no destruya al pueblo y le da dos razones:

  • Por lo que dirían las naciones paganas alrededor, que primero los sacó de Egipto y luego los mata

  • Y porque había hecho una promesa a Abraham, Isaac y Jacob que haría una nación de su descendencia

Cuando Moisés llega al campamento, encuentra al pueblo desenfrenado adorando al becerro. Solo los levitas, estuvieron de su parte. Ese día murieron más de 3000 hombres, por el pecado cometido.


“El Señor le dijo a Moisés: «Váyanse, tú y el pueblo que sacaste de la tierra de Egipto. Suban a la tierra que juré dar a Abraham, Isaac y Jacob. A ellos les dije: “Daré esta tierra a sus descendientes”. Enviaré un ángel delante de ti para expulsar a los cananeos, los amorreos, los hititas, los ferezeos, los heveos y los jebuseos. Suban a la tierra donde fluyen la leche y la miel. Sin embargo, yo no los acompañaré, porque son un pueblo terco y rebelde. Si lo hiciera, seguramente los destruiría en el camino». Cuando los israelitas oyeron estas palabras tan duras, hicieron duelo y dejaron de usar joyas y ropa fina. Pues el Señor había dicho a Moisés que les dijera: «Ustedes son un pueblo terco y rebelde. Si yo los acompañara, aunque fuera un solo instante, los destruiría en el camino. Quítense las joyas y la ropa fina mientras decido qué hacer con ustedes».” — ‭‭Éxodo‬ ‭33:1-5‬‬


No hay nada tan serio como estar sin la presencia De Dios

Después del pecado cometido, Dios les dice que no los acompañaría, por ser un pueblo terco y rebelde. Irían solos, sin él. Solo un ángel los acompañaría, pero el pueblo le dijo, sin él no querían ir , por primera se dan cuenta, que toda bendición no tiene valor, si Dios no está. Hoy debemos entender esa misma verdad: Cuando Dios no está; nada tiene valor .


“Entonces les dio lo que pedían, pero al mismo tiempo les envió una plaga.” — ‭‭Salmos‬ ‭106:15‬‬


Que Dios nos de lo que le pedimos, no quiere decir , que Él esté con nosotros, podemos tener prosperidad, o aparentar que nos está yendo muy bien en todo, pero debemos preguntarnos ¿Dios está presente ? ¿Que nos interesa? ¿Dios? o lo ¿qué nos pueda dar? ¿Sus bendiciones o su presencia?

El pueblo no quiso seguir sin Dios, y se dieron cuenta que. No hay ninguna prosperidad ni éxito , que pueda compensar la ausencia De Dios. Puede irnos “bien” en todo, trabajo, bienes, familia; pero nada puede compensar la ausencia de Dios.


¿Conozco a Dios?

La pregunta que debemos hacernos es: ¿CONOZCO A DIOS? ¿ ESTÁ DIOS EN MI VIDA?. No tener la presencia De Dios, es que cuando nos sucede algo, acudimos primero a cualquier otra persona menos a Dios. Cuando eso ocurre es perder la presencia De Dios y acostumbrarnos a que sin él, también podemos avanzar.

La iglesia deja de lado la presencia De Dios, cuando comienza a cumplir con su función bien. Cuando uno hace bien las cosas y se convence de eso, se deja de depender De Dios, porque ya no nos sirve. Cuando nosotros hacemos las cosas bien, Dios pasa a un segundo plano. Perdimos la esencia de la presencia De Dios: la Oración y la Palabra. Sin la presencia De Dios, nada tiene valor, nada es real, sino apariencia.

24 vistas

Entradas Recientes

Ver todo