• Carlos Cancino Campos

Un verdadero avivamiento

Por el Pastor Carlos Cancino Campos

“Así que Isaac se mudó al valle de Gerar y allí armó sus carpas y se estableció. También reabrió los pozos que su padre Abraham había cavado, porque los filisteos los habían tapado después de su muerte, y les puso nuevamente los nombres que Abraham les había dado.” — ‭‭Génesis‬ ‭26:17-18‬‬


En ese tiempo los pozos fueron tapados por los filisteos, para que no puedan ser ocupados. El agua seguía fluyendo, pero nadie podía acceder a ella.


Hoy debemos anhelar el regreso de Jesucristo, pero también debemos rogar por un avivamiento de la Iglesia. Al igual que en el tiempo de Isaac, hoy en día también existen filisteos, que paulatinamente han bloqueado el venir de un avivamiento del Señor, de la misma forma que antes, bloqueado, tapando.



El Redescubrimiento de verdades esenciales


Lo que frena el mover del Espíritu, es el ocultamiento o el abandono de ciertas verdades. Cada vez que la iglesia ha retrocedido, ha pasado por periodos de decadencia , podemos encontrar sin ninguna excepción que han sido periodos en que han abandonado verdades esenciales.

Por ejemplo: en la Edad Media las verdades de la salvación estaban ocultas, tapadas por las tradiciones de la Iglesia católica, la verdad les fue oculta, no tenían acceso a la Biblia , estas personas no tenían vida espiritual. En el Siglo XVIII; antes del avivamiento británico, la iglesia está inmóvil, no estaba siendo predicada la verdad. El deísmo, presentaba a un dios distante, desinteresado por su creación. El racionalismo y la filosofía controlaban el pensamiento. Antes que se provoque los avivamientos, siempre el periodo anterior se caracteriza por un tiempo de esterilidad espiritual. Cuando se oculta la verdad y no la practicamos, se habla de una decadencia espiritual.


El mundo entero cambió con la revelación recibida por Martin Lutero, “ el justo por la Fe vivirá “. El avivamiento se produce por un redescubrimiento de las verdades y doctrinas esenciales. El agua de vida está ahí, pero no la vemos, porque los nuevos filisteos la tienen tapada con basura.


Antes de orar por un avivamiento, debemos primero, eliminar el trabajo de los filisteos, de la misma forma como lo hizo Isaac, limpiando todo. Un avivamiento no puede ocurrir, mientras se niegan las verdades de Dios. Que verdades debemos atesorar para que el avivamiento se produzca:



1) VERDAD SOBRE EL DIOS SOBERANO Y TRASCENDENTE


Es un Dios viviente que actúa hoy, que interviene y participa en la vida de cada uno y de la historia. Recordemos la frase de Pablo a Timoteo “ el fundamento de Dios está firme “ y este fundamento es Cristo la Roca de nuestra fe Dios es soberano, no le debe pedir permiso ni opinión a nadie.

Sin embargo, la iglesia no está creyendo en la soberanía De Dios. Dios no es una abstracción o un concepto filosófico. Dios es el alfa y la omega, el principio y fin. Es el autor de la vida y de todo lo que existe. Filosofía de la Inmanencia, que Dios está en todo, por lo tanto todo sería sagrado, no existe el pecado. El Deísmo, dice que Dios creo al mundo, pero no se interesa por el , no participa de los aspectos morales o espirituales del hombre, solo de lo material.



2) VERDAD DE LA AUTORIDAD DE LA BIBLIA


El trabajo de los filisteos es negar la revelación De Dios, dicen que llegan a la verdad mediante la búsqueda, la especulación. Hoy existe un sobre énfasis de la búsqueda del hombre por Dios, como si Dios nunca se hubiera revelado. Sin embargo, la Biblia nos dice que Dios se revela al hombre, Él nos busca, de lo contrario aún estaríamos perdidos.

Todo está siendo controlado por los pensadores que desafían a Dios haciendo un dios a su medida. Quienes han vivido un avivamiento, se han sujetado en todo a la Biblia, lo han tomado como un libro precioso e inspirado por Dios.

Los filisteos, han puesto sus propias opiniones y argumentos. La iglesia no está creyendo en milagros y en lo sobrenatural, porque no está creyendo en la Biblia. La Biblia tiene autoridad, todo lo que dice es verdad.



3) VERDAD DEL HOMBRE EN EL PECADO Y LA IRA DE DIOS


El hombre natural, considera esto un insulto, en periodos de decadencia la gente no cree en el pecado y en la ira De Dios. La gente justifica el pecado con racionamientos psicológicos. Dicen que la ira De Dios es incompatible con el amor de Dios.


Las personas que han estado en medio de todos los avivamientos, han sido consciente de su condición de pecado. Eran conscientes de su vileza, estaban en agonía del alma , claman por liberación. Pero hoy en día esto no sucede, se buscan justificaciones y argumentos , pero no se reconoce el pecado. Lo segundo que enfrentan las personas de un avivamiento es que se enfrentan a la ira De Dios.


Si no practicamos las verdades, y no nos volvemos al corazón De Dios, no seremos visitados por un avivamiento.

56 vistas

Entradas Recientes

Ver todo