• Carlos Bolados

Somos Templo de Dios

Por nuestro Hno. Carlos Bolados



“Se acercaba la fecha de la celebración de la Pascua judía, así que Jesús fue a Jerusalén. Vio que en la zona del templo había unos comerciantes que vendían ganado, ovejas y palomas para los sacrificios; vio a otros que estaban en sus mesas cambiando dinero extranjero. Jesús se hizo un látigo con unas cuerdas y expulsó a todos del templo. Echó las ovejas y el ganado, arrojó por el suelo las monedas de los cambistas y les volteó las mesas. Luego se dirigió a los que vendían palomas y les dijo: «Saquen todas esas cosas de aquí. ¡Dejen de convertir la casa de mi Padre en un mercado!». Entonces sus discípulos recordaron la profecía de las Escrituras que dice: «El celo por la casa de Dios me consumirá». Pero los líderes judíos exigieron: —¿Qué estás haciendo? Si Dios te dio autoridad para hacer esto, muéstranos una señal milagrosa que lo compruebe. —De acuerdo —contestó Jesús—. Destruyan este templo y en tres días lo levantaré. —¡Qué dices! —exclamaron—. Tardaron cuarenta y seis años en construir este templo, ¿y tú puedes reconstruirlo en tres días?” — ‭‭Juan‬ ‭2:13-20‬‬


Por medio de estas palabras Dios nos dice que : Él no habita en templos construidos por hombre, y que somos templos De Dios.


¿Quienes son templos De Dios?

¿No se dan cuenta de que los que hacen lo malo no heredarán el reino de Dios? No se engañen a sí mismos. Los que se entregan al pecado sexual o rinden culto a ídolos o cometen adulterio o son prostitutos o practican la homosexualidad o son ladrones o avaros o borrachos o insultan o estafan a la gente: ninguno de esos heredará el reino de Dios. Algunos de ustedes antes eran así; pero fueron limpiados; fueron hechos santos; fueron hechos justos ante Dios al invocar el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios. Ustedes dicen: «Se me permite hacer cualquier cosa», pero no todo les conviene. Y aunque «se me permite hacer cualquier cosa», no debo volverme esclavo de nada. Ustedes dicen: «La comida se hizo para el estómago, y el estómago, para la comida». (Eso es cierto, aunque un día Dios acabará con ambas cosas). Pero ustedes no pueden decir que nuestro cuerpo fue creado para la inmoralidad sexual. Fue creado para el Señor, y al Señor le importa nuestro cuerpo. Y Dios nos levantará de los muertos con su poder, tal como levantó de los muertos a nuestro Señor. ¿No se dan cuenta de que sus cuerpos en realidad son miembros de Cristo? ¿Acaso un hombre debería tomar su cuerpo, que es parte de Cristo, y unirlo a una prostituta? ¡Jamás! ¿Y no se dan cuenta de que, si un hombre se une a una prostituta, se hace un solo cuerpo con ella? Pues las Escrituras dicen: «Los dos se convierten en uno solo». Pero la persona que se une al Señor es un solo espíritu con él. ¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como este, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo. ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo.” — ‭‭1 Corintios‬ ‭6:9-20‬‬

  • Somos un templo

  • No nos pertenecemos

  • Le ha costado al Señor su sangre, el que seamos su templo

El tener poder es algo muy atractivo para el hombre, pero hay dos palabras que suenan parecido, pero que tiene diferente significado.


PRESIDENTE RESIDENTE


Dios nos dice que ha venido a residir en nosotros .Pero también a ser el presidente

A veces creemos que como templo De Dios, nuestro ser nos pertenece, pero esto no así, ya no nos pertenece y tampoco podemos dejar “ ciertas cosas” en ella. Todos correremos el peligro de vivir “santamente”, pero para nosotros.


Como “templos” tenemos tres áreas :

1.- Cuerpo 2.-Alma 3.-Espíritu


1.- Cuerpo

Como templo debemos cuidar nuestro CUERPO en:

  • La alimentación

  • Relaciones íntimas, Dios nos llama a vivir una vida de santidad, a un orden.

  • El alcohol, recordemos que esto produce dependencia y muchas personas viven atados a esto.

  • Vicios, cigarrillo


2.-Alma

Nuestra ALMA, la debemos cuidar de :

  • La depresión, cuando Dios no es quien gobierna nuestra vida, otras cosas lo hacen

  • La opresión; es un tipo de gobierno que aflige, Satanás es quien oprime el corazón del hombre. Hemos sido libres de la opresión de satanás, antes de Cristo vivíamos esclavizados, y él nos ha hecho libres, para que él pueda ser el Dueño de ese templo.


3.-Espíritu

El ESPÍRITU; lo debemos cuidar de:

  • La autodependencia; que es la falta de sujeción . Demostramos que nuestro templo está siendo bien utilizado, cuando dependemos por completo De Dios Cuando hay sujeción hay orden, armonía en el cuerpo de Cristo, edificación, unidad, cobertura, protección espiritual

Podemos estar viviendo una doble vida, sujetando sólo las cosas o las áreas fáciles, que no requieren de mayor esfuerzo, pero dejando de lado lo más complejo

  • La rebeldía, no somos dueños de nosotros mismos. No nos debemos a nosotros mismos. En nuestro caso somos De Dios, porque él nos hizo y por porque nos redimió, pagó por nuestra vida. La rebeldía es atentar contra esa autoridad

Dios quiere habitar en nuestro templo, nuestro corazón y eso significa ser el dueño de nuestra vida. Esto implica consagrar nuestra vida para Él.

35 vistas

Entradas Recientes

Ver todo