• Carlos Cancino Campos

La sencillez de corazón

Por el Pastor Carlos Cancino C.



Mateo 2:19-20, Mateo 8:1-3, Mateo 8:20, Marcos 3:13-19, Marcos 6:1-3, Marcos 15:42, Lucas 2:1-20, Lucas 21:1-4, Juan 1:45-46, Juan 12:12-15, Romanos 12:3, Filipenses 2:1-5


Todos estos textos tienen en común la sencillez. Alguien que es pobre, no es necesariamente sencillo, lo mismo ocurre con alguien con dinero. La humildad con la sencillez, van unidas, no son lo mismo, pero son complementarias. La humildad, es un valor de aquellas personas, que aceptan sus errores y minimizan sus éxitos, es contraria a la vanidad. La Sencillez, es una cualidad espiritual , que nos permite llevar la vida siendo honestos con nosotros mismos, quien es sencillo, no se miente a sí Mismo.


Es transparencia, permite relacionarnos con los demás sin protocolos ni ostentación. Dios es sencillo, a través de Jesús, rompió los protocolos. Tenemos el camino al trono de forma expedita. Es un valor muy apreciado, alguien sencillo, respeta a los demás, no menosprecia a los demás , no necesita sentirse admirada. Es el valor de ser humildes y empáticos, sin importar los títulos profesionales o el estatus social.

“Basado en el privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo siguiente: ninguno se creamejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado.” — ‭‭Romanos‬ ‭12:3‬ ‭NTV‬‬


Son muchas las cosas que debemos aprender en la vida, pero lo primero es aprender a vivir .

1. Jesús nació en un pesebre o establo. En medio de excrementos de los animales.

Para ser sencillo, no se debe olvidar de donde venimos, nuestro origen, el entorno. Debemos recordar donde nacimos, porque eso nos equilibra, nos hace poner los pies sobre la tierra. La sencillez se puede tener, pero también se puede perder, eso ocurre cuando nos olvidamos de nuestro nacimiento.


2. Otro punto que nos hace ser sencillos, es el entorno de la crianza

Jesús se crió en Nazaret de galilea, en una provincia del norte, vista como lo peor del país para el resto de los judíos. Jesús se crió en la parte más despreciada de Israel. La sencillez nace en el interior , puede tenerse todo y no perder la sencillez.


3. ¿De quienes nos rodeamos ?

De quien se hizo rodear Jesús, de las personas de su pueblo, su entorno, pescadores, agricultores, revolucionario. Nos deberíamos rodear, con todos aquellos que nos ayudan a. Nuestra sencillez. Dios es sencillo y quiere que gente sencilla lo siga, que tengan un corazón sencillo. Seamos personas naturales.


4. Nuestra realidad familiar , también nos ayuda a la sencillez“

Jesús sabía cual era su realidad familiar y no se acomplejaba por esto. Jesús salió de esa región y regresó con sus discípulos a Nazaret, su pueblo. El siguiente día de descanso, comenzó a enseñar en la sinagoga, y muchos de los que lo oían quedaban asombrados. Preguntaban: «¿De dónde sacó toda esa sabiduría y el poder para realizar semejantes milagros?


». Y se burlaban: «Es un simple carpintero, hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón. Y sus hermanas viven aquí mismo entre nosotros». Se sentían profundamente ofendidos y se negaron a creer en él.” — Marcos 6:1-3

No debemos avergonzarnos de nuestra familiar y su origen.


5. Aceptando con gusto nuestra propia realidad

“Jesús le respondió: —Los zorros tienen cuevas donde vivir y los pájaros tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene ni siquiera un lugar donde recostar la cabeza.” — Mateo 8:20


Dar gracias a Dios por lo que tenemos y aceptando con gusto nuestra propia realidad. El tiempo ha pasado, tenemos más bienes materiales, pero menos sencillez. Debemos ser conscientes que si no somos sencillos no veremos a Dios.


6. A la sencillez le impresiona la sencillez.

Jesús se impresionaba con la sencillez


“Mientras Jesús estaba en el templo, observó a los ricos que depositaban sus ofrendas en la caja de las ofrendas. Luego pasó una viuda pobre y echó dos monedas pequeñas. «Les digo la verdad —dijo Jesús—, esta viuda pobre ha dado más que todos los demás. Pues ellos dieron una mínima parte de lo que les sobraba, pero ella, con lo pobre que es, dio todo lo que tenía».” — Lucas 21:1-4

La apariencia también muestra la sencillez.


7. Jesús siempre fue consecuente.

Su nacimiento fue en un establo con animales, visitado por pastores, sus amigos, eran pescadores, agricultores. Su padre era un carpintero. No tenía donde recostar su cabeza. Por esa razón, entró montado en un burro a la ciudad de Jerusalén. Como una persona del pueblo. Que no tenía ninguna posesión material.


“Al día siguiente, la noticia de que Jesús iba camino a Jerusalén corrió por toda la ciudad. Una gran multitud de visitantes que habían venido para la Pascua tomaron ramas de palmera y salieron al camino para recibirlo. Gritaban: «¡Alabado sea Dios! ¡Bendiciones al que viene en el nombre del SEÑOR! ¡Viva el Rey de Israel!». Jesús encontró un burrito y se montó en él; así se cumplió la profecía que dice: «No temas, pueblo de Jerusalén. Mira, tu Rey ya viene montado en la cría de una burra».” — Juan 12:12-15


8. Sencillo hasta la muerte

Jesús no tenía un sepulcro de su propiedad fue puesto en una tumba prestada. Tanto en su vida como en su muerte, fue sencillo.


9. La sencillez no es sencilla.

Para Jesús no lo fue, porque es el dueño de todo cuanto existe, es el hijo De Dios. Todo lo hecho por Jesús no es sencillo.

“¿Hay algún estímulo en pertenecer a Cristo? ¿Existe algún consuelo en su amor? ¿Tenemos en conjunto alguna comunión en el Espíritu? ¿Tienen ustedes un corazón tierno y compasivo? Entonces, háganme verdaderamente feliz poniéndose de acuerdo de todo corazón entre ustedes, amándose unos a otros y trabajando juntos con un mismo pensamiento y un mismo propósito. No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. No se ocupen solo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás. Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús.” — Filipenses 2:1-5


No debemos olvidarnos de quienes somos, de nuestro origen. No descuidemos nuestra vida , pensando que sin sencillez alcanzaremos los objetivos que Dios tiene para nosotros. No nos afanemos por lo que no necesitamos.

24 vistas

Entradas Recientes

Ver todo