• Carlos Bolados

Volvamos a la misión


Por el Hno. Carlos Bolados V.

Pues «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo». ¿Pero cómo pueden ellos invocarlo para que los salve si no creen en él? ¿Y cómo pueden creer en él si nunca han oído de él? ¿Y cómo pueden oír de él a menos que alguien se lo diga? ¿Y cómo irá alguien a contarles sin ser enviado? Por eso, las Escrituras dicen: «¡Qué hermosos son los pies de los mensajeros que traen buenas noticias!».” — ‭‭Romanos‬ ‭10:13-15‬‬


Es increíble que un virus tan pequeño haya paralizado al mundo entero (comercio, congresos, reuniones de iglesia, estudios, turismo, etc). Esta nueva manera de vivir, nos ha cambiado el modo de pensar, la incertidumbre ha aumentado.


Nosotros podemos afirmar que Dios tiene el control total del universo y de las naciones y todo lo que sucede. El mundo ha cambiado, y esto es a nivel global. En un mundo pos COVID, ¿será mejor o peor ? Como iglesia no podemos elegir al enemigo, ha sido un tiempo para parar y evaluar nuestra función.


“Esto dice el Señor: «Deténganse en el cruce y miren a su alrededor; pregunten por el camino antiguo, el camino justo, y anden en él. Vayan por esa senda y encontrarán descanso para el alma. Pero ustedes responden: “¡No, ese no es el camino que queremos!”.” — ‭‭Jeremías‬ ‭6:16‬‬


Necesitamos abrir nuestra mente y corazón y abrirnos a los cambios que Dios quiere que hagamos como iglesia. Principalmente necesitamos discernimiento entre lo absoluto y lo relativo. La iglesia se “adapta” a los tiempos y circunstancias, se ha caracterizado por su versatilidad, pese a toda situación. La iglesia de los primeros tiempos sabían que no debían limitarse a un templo, por no los tenían, ellos se reunían en las casas o donde podían.


En la historia de la Iglesia de chile, alrededor del 1900, habían alrededor de 14.000. En el año 1929 con la crisis económica, nuestro país fue uno de los más afectados, sin embargo en ese tiempo la iglesia evangélica creció hasta llegar a los 140.000. Muchos han estudiado este fenómeno, ya que no se explican cómo la iglesia protestante puso crecer tanto ese periodo. Esta respuesta solo se le puede atribuir al Espíritu Santo. En ese tiempo, las personas experimentaban cambios físicos, cambios testimoniales. El andar con terno y corbata reflejaba el cambio interno que la persona experimentado. Existía mucha pobreza, y la iglesia era quien ayudaba, fue allí donde nacieron las ollas comunes y en el año 1950, los hermanos ya sumaban 300.000. Todo esto sucedió en medio de la pobreza y el sufrimiento.


¿Que es la Iglesia? Algunos lo asocian con un templo, bancas, púlpitos, salones , etc . Pero nada más alejado de la realidad. Jesús nunca les dijo a sus discípulos que vayan hacer templos o reuniones a todas las naciones. La orden , fue id y hacer discípulos. Este tiempo nos debe llevar a mejorar como iglesia. En esta pandemia han fallecido muchas personas, y lo peor de esto ,es que muchos de ellos se han ido sin Cristo.


Hoy existe una nueva conciencia, la sociedad ha reconocido su fragilidad, lo cual puede ser una condición favorable para escuchar el evangelio del Reino. Una nueva conciencia de la inestabilidad de la vida , está circunstancia puede llevarnos a la humildad y búsqueda de certeza, que solo se encuentra en Dios. Hay fuerzas y factores que no podemos controlar. Conciencia del valor de la fe, de la amistad, del trabajo

Frank Snowden, experto en historia de epidemias, plantea “ ¿qué es lo más valioso en la vida?“


»Yo sé todo lo que haces y te he abierto una puerta que nadie puede cerrar. Tienes poca fuerza; sin embargo, has obedecido mi palabra y no negaste mi nombre.” — ‭‭Apocalipsis‬ ‭3:8‬‬


Probablemente esta sea la puerta que Dios ha abierto, en este tiempo, debemos priorizar la misión. Debemos evaluar que iglesia estamos edificando. Lo que estamos edificando ¿pasará la prueba de fuego? Sabremos si nuestras obras son verdaderas. Debemos saber que el fuego también purifica el oro, la plata y las piedras preciosas ¡Saldremos mejores de todo esto !


Si nos humillamos delante del Señor y buscamos su rostro, él nos hablará. Debemos invertir en lo eterno, en lo realmente importante. Debemos construir nuestra vida, pensando en el cielo.


Invertir en lo eternal, es predicar, evangelizar a quienes están alrededor. Cuando una situación no nos afecta directamente, no es de nuestro interés.

Felipe, un hermano sencillo fue usado para causar el gran avivamiento de Samaria


“Así que los creyentes que se esparcieron predicaban la Buena Noticia acerca de Jesús adondequiera que iban. Felipe, por ejemplo, se dirigió a la ciudad de Samaria y allí le contó a la gente acerca del Mesías. Las multitudes escuchaban atentamente a Felipe, porque estaban deseosas de oír el mensaje y ver las señales milagrosas que él hacía. Muchos espíritus malignos fueron expulsados, los cuales gritaban cuando salían de sus víctimas; y muchos que habían sido paralíticos o cojos fueron sanados. Así que hubo mucha alegría en esa ciudad. Un hombre llamado Simón, quien por muchos años había sido hechicero allí, asombraba a la gente de Samaria y decía ser alguien importante.” — ‭‭Hechos‬ ‭8:4-9‬‬


Todos podemos ser usados por Dios, para su avivamiento “En cuanto a Felipe, un ángel del Señor le dijo: «Ve al sur por el camino del desierto que va de Jerusalén a Gaza». Entonces él emprendió su viaje y se encontró con el tesorero de Etiopía, un eunuco de mucha autoridad bajo el mando de Candace, la reina de Etiopía. El eunuco había ido a Jerusalén a adorar” — ‭‭Hechos‬ ‭8:26-27‬‬


Felipe es un ejemplo de obediencia sencilla, y esto puede tener alcances inimaginables. Dios quiere usarnos poderosamente, que tomemos en serio nuestra misión en la tierra.

13 vistas

Entradas Recientes

Ver todo