top of page

Un extraño en su propia casa

Por el Pastor Carlos Cancino Campos




Malaquías 4:1, Colosenses 1:18-19


Jesús es todo, nuestra vista debe estar puesta en El. Cuando las actividades no están centradas en Cristo, pueden llevar al fanatismo.

La oración, la comunión, el Espíritu Santo, cualquier cosa que desplace a Jesús, puede desviarnos y no esta bien. El Espíritu Santo, nunca nos impulsará a quitar nuestra mirada de Jesús.


No podemos subestimar a Jesucristo. No puede convertirse en un extraño en medio de la congregación. El es Señor de todo , dueño de todo.



1) Hacemos de Cristo un extraño , cuando le damos preeminencia al Espíritu Santo sobre El


El objetivo que el Espíritu Santo venga es revelarnos a Cristo. Su papel es guiar a la Iglesia , vino a exaltar a Cristo Su obra principal no es fomentar la comunión, tampoco el éxtasis. El ha venido para conducir a la humanidad a la verdad.

Quien no siente un amor consumidor , por Cristo, un fuego que consuma; no ha sido bautizado por el Espíritu Santo. Una reunión llena del Espíritu, es donde se exalta a Cristo, donde se reconoce su santidad, rindiendo la vida ante Él.



2) Hacemos de Cristo un extraño, cuando el pueblo quiere alabar, pero no quiere orar


Alabamos a un Cristo al que no se ora. No deseamos a Cristo, sino lo que nos puede dar. ( su protección, bienes, alegría ). No le queremos a Él, si no lo que tiene. Estamos ocupando todo nuestro tiempo, en múltiples actividades; pero nos excusamos de no orar, porque no tenemos tiempo. Pero la verdad es falta de deseo, porque podemos hacer tiempo para todo, menos para la oración. Donde está nuestro interés, ahí está nuestro corazón. Debemos volver a la oración , no sólo cuando estamos con problemas o asustados.



3) Hacemos de Cristo un extraño, cuando anhelamos su poder , más que su pureza

Pureza: Santidad El hombre o la mujer de Dios que tiene más poder, es aquel que tiene la pureza. Cristo vendrá, pero por una iglesia vencedora, sin arrugas y sin manchas, un pueblo de manos limpias y corazones puros.

La limpieza tarde o temprano llegará para purificar a la iglesia, está es una profecía que aún debe cumplirse.

Ningún hombre o mujer podrá escapar de esta limpieza, porque nadie puede jugar con Dios.

Todos seremos pasados por el crisol de Dios.


“El Señor de los Ejércitos Celestiales dice: «El día del juicio se acerca, ardiente como un horno. En aquel día el arrogante y el perverso serán quemados como paja. Serán consumidos, desde las raíces hasta las ramas.” — ‭‭Malaquías‬ ‭4‬:‭1‬‬

7 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo