• Carlos Cancino Campos

Jesús el único salvador

Por el Pastor Carlos Cancino Campos



“Después Jesús regresó a Jerusalén para la celebración de uno de los días sagrados de los judíos. Dentro de la ciudad, cerca de la puerta de las Ovejas, se encontraba el estanque de Betesda, que tenía cinco pórticos cubiertos. Una multitud de enfermos —ciegos, cojos, paralíticos— estaban tendidos en los pórticos. Uno de ellos era un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio y supo que hacía tanto que padecía la enfermedad, le preguntó: —¿Te gustaría recuperar la salud? —Es que no puedo, señor —contestó el enfermo—, porque no tengo a nadie que me meta en el estanque cuando se agita el agua. Siempre alguien llega antes que yo. Jesús le dijo: —¡Ponte de pie, toma tu camilla y anda! ¡Al instante, el hombre quedó sano! Enrolló la camilla, ¡y comenzó a caminar! Pero ese milagro sucedió el día de descanso, así que los líderes judíos protestaron. Le dijeron al hombre que había sido sanado: —¡No puedes trabajar el día de descanso! ¡La ley no te permite cargar esa camilla! Pero él respondió: —El hombre que me sanó me dijo: “Toma tu camilla y anda”.” — ‭‭Juan‬ ‭5:1-3, 5-11‬‬

  • Jesus buscaba la necesidad de las personas. No podemos encerrar a Jesucristo, porque el vino a deshacer las obras del diablo. La iglesia es la que debe ir a los necesitados.

  • Jesus vino a un mundo necesitado y suplió sus necesidades


Es el Señor de la historia

El suple la necesidad de la humanidad, en donde está la necesidad y esa debe ser la misión de la Iglesia. La comodidad y el egoísmo nos está consumiendo y la iglesia no está haciendo nada. Recibimos la misericordiosa de Dios , no por merecerlo , sino por su fidelidad. Jesucristo ha venido a bendecir a un mundo necesitado.

Ninguna de las personas que estaban en ese pórtico se podían ayudar asimismo. Espiritualmente, estábamos todos en esa misma condición, porque ninguno de nosotros éramos capaces de salvarnos a nosotros mismos. Y es porque nosotros somos parte de nuestro propio problema, Jesucristo es quien nos sacó del problema, nos salvó.


Alguien debe traer a «los paralíticos» a la casa de la misericordia para ser sanados Jesucristo es la respuesta, es quien puede suplir toda necesidad.

Hay personas que solo están esperando morir, porque están desilusionados, llenos de soledad. Jesús nos conoce a cada uno de nosotros, vino personalmente a suplir mi necesidad, me salvó a mi y a cada uno en forma individual.


El paralítico

El paralítico, llevaba 38 años así, quizás había nacido así; Y Jesus le pregunta, ¿quieres ser sano? Esa pregunta tiene mucho significado porque el estaba seguro que tenía toda la autoridad para hacer lo que está preguntando. Solo el puede sanar, restaurar, perdonar pecados, liberar. Hacer personas nuevas.


Jesucristo nos sacó de las tinieblas, y nos dijo: “levántate y anda”. Dios nos está pidiendo que la Iglesia se levante para que seamos de bendición para otros. Jesús vino para liberarnos del pecado, debemos ir al Señor cada día porque el tiene todo el poder.

32 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo